Aún creemos en el cartel como medio de comunicación. Romántico ¿no? Aquí hay carteles que han trascendido la prensa plana, o que más bien nunca pasaron por ella y se niegan a existir sólo como una postal. Así, llegan a tus manos impresos en inyección de tinta de alta calidad o serigrafía, claro, en tiraje limitado. (También los hay aquellos que sí pasaron por la prensa plana pero se negaron a reproducirse demasiado)